EspectáculosMúsica

¡Gracias Pepe! Con todo respeto

La dinastía Aguilar, se ha vuelto toda una tradición en el Palenque de León; rancheras, baladas, banda, y hasta cumbia es parte de su repertorio.

Sí dieron entrevista, sí contestaron, sí pidieron respeto, encabezados por Pepe Aguilar, la familia muégano atendió a la prensa previo a su presentación en la que expresaron que los medios de comunicación son parte de sus carreras y siempre que se pueda los atenderán con gusto y respeto.

La escena no cambia mucho, ni las canciones, lo que sí es la diferencia en la pasión con la que se vive este concierto si algo se le tiene que agradecer es que es un cantante entregado desde el primer momento hecha toda la carne al asador sin importarle abrir la herida o tratar de sanar un mal amor,  así son “Los Aguilar”.

“A partir de este momento dejemos que el corazón sienta lo que quiera sentir, que sea una noche sin restricciones, que sea una noche de energía al tope, si el corazón se quiere acodar del ex, déjenlo que sea libre, en las siguientes dos horas vamos a dejar sentir”, con este mensaje arrancó la velada.

“Directo al corazón”, “Me va a extrañar”, y “Perdóname”, fueron los primeros flechazos musicales.

Ante un recinto entregado rendido a sus pies, el hijo de Antonio Aguilar hace lo que mejor sabe hacer cantarle a los corazones heridos.

“Esta noche va ser especial, levante la mano todos lo que vienen sin permiso, esta noche vamos a gozar y todos vamos a salir enamorados”, expresó a los asistentes.

Para posteriormente presentar un kit de baladas con su sello característico “Ni contigo, ni sin ti”, “Perdono y olvido”, y “Mi credo”, hicieron estallar el recinto ferial.

Luego fue el turno de  la más pequeña de la familia Ángela Aguilar, con el tema “De mi enamórate”, “Llorona”, “Como la flor”, expuso su calidad de voz.

Para cerrar Pepe llamó a la banda para cerrar la noche con “El toro viejo”, “Por una mujer casada”, y “Dos de la mañana”.

La gran sorpresa la dio Leonardo, que junto a su acordeón siguió complaciendo al público con un popurrí de Julión Álvarez y Joan Sebastián.

Deja un comentario